Potencial del eucalipto para recuperar suelos contaminados

El uso de árboles para inmovilizar contaminantes (técnica llamada fitoestabilización) es un método efectivo y de bajo coste para recuperar suelos contaminados.

Investigadores del IRNAS, CSIC y de Nueva Zelanda han evaluado el potencial del eucalipto rojo (Eucalyptus camaldulensis) como fitoestabilizador de suelos contaminados por elementos traza (ET). Dentro del proyecto RESTECO, se ha estudiado la concentración de ET en el suelo, y en las hojas y flores de eucaliptos, en 7 sitios distribuidos a lo largo de la cuenca del río Guadiamar. En general, la concentración de elementos como As, Cd, Cu, Pb y Zn en hojas y flores fue relativamente baja e inferior a los niveles tóxicos.

El eucalipto es un árbol de crecimiento rápido y raíces profundas; debido a su tolerancia a la contaminación por elementos traza y la baja transferencia de metales hacia los órganos aéreos se le puede considerar como adecuado para fitorrecuperar suelos contaminados.

Por otra parte, se encontró una correlación significativa entre la concentración de Cd, Mn y Zn (pero no de Cu ni Pb) en sus hojas y en la rizosfera. Por tanto, las hojas de eucaliptos pueden servir como bioindicador del nivel de contaminación en el suelo de Cd, Mn y Zn.

El trabajo ha sido publicado el 30 de junio 2017 en la revista de libre acceso PLOSONE.

Madejón P, Marañón T, Navarro-Fernández CM, Domínguez MT, Alegre JM, Robinson B, Murillo JM (2017) Potential of Eucalyptus camaldulensis for phytostabilization and biomonitoring of trace-element contaminated soils. PLoS ONE 12(6): e0180240.

Evaluación de medidas para recuperar suelos contaminados: reunión europea

El proyecto europeo RECARE está dedicado a la prevención y recuperación de suelos en Europa.

En la Reunión Plenaria que ha tenido lugar en Hella (Islandia), del 29 mayo al 2 de junio 2017, se han presentado los resultados obtenidos en cada uno de los 17 sitios de estudio que participan en el proyecto.

Foto: Erik van den Elsen

El grupo SOIL-PLANT del IRNAS, CSIC, presentó los resultados de dos medidas aplicadas para la recuperación de suelos contaminados en el Corredor Verde del Guadiamar: a) adición de enmiendas y b) plantación de árboles. Estos resultados forman parte del trabajo conjunto de los proyectos RECARE y RESTECO.

Las copias de la presentación y del póster se pueden consultar en Digital CSIC.

Colaboración con el profesor Mark Tibbett en el estudio de micorrizas

La simbiosis entre las plantas y los hongos micorrícicos es un aspecto fundamental en la fitorrecuperación de los suelos contaminados del Guadiamar.

Durante los días 15 a 18 de mayo 2017 el profesor Mark Tibbett, de la Universidad de Reading (Reino Unido), ha visitado el IRNAS-CSIC para desarrollar un trabajo de colaboración sobre la biodiversidad del suelo y los efectos de la contaminación por elementos traza.

 

Ha impartido una conferencia en el Ciclo de Seminarios del IRNAS con el título “El mundo misterioso de las micorrizas”. Revisó el papel de las micorrizas en la interfaz planta-hongo-suelo y su importancia en la nutrición y tolerancia al estrés de las plantas. “Las raíces desnudas no existen en condiciones naturales”, afirmó, para destacar la universalidad de esta asociación planta-hongo.

La visita de campo incluyó una vista general del complejo minero de Aznalcóllar y la antigua balsa de decantación que colapsó, provocando el vertido.

En la parcela de experimentación del efecto a largo plazo de enmiendas se discutió las interacciones entre las propiedades del suelo (sobre todo la acidez), las micorrizas y las plantas colonizadoras de los suelos contaminados.

Por último, en las plantaciones de árboles de La Herrería (Sanlúcar la Mayor) se mostró el efecto de diversas especies de árboles, como pinos (Pinus pinea), álamos blancos (Populus alba) y acebuches (Olea europaea), sobre la materia orgánica del suelo subyacente, y la relación con la estabilización de elementos traza y las comunidades de hongos micorrícicos.

Conferencia sobre servicios ecosistémicos en la Universidad de Córdoba

La investigadora del proyecto RESTECO María T. Domínguez ha impartido la conferencia “Contaminación del suelo y provisión de servicios ecosistémicos en la cuenca del río Guadiamar”, dentro del programa Aula Abierta de la Facultad de Ciencias, Universidad de Córdoba, el 9 de mayo 2017.

En la charla se han discutido los principales conceptos relativos al papel de los suelos en la provisión de servicios ecosistémicos. Se ha presentado la cuenca del Guadiamar como estudio de caso en el ámbito de los efectos de la contaminación del suelo en la provisión de los servicios ecosistémicos.

 

Visita de estudiantes del Grado de Biología al Río Guadiamar

El 24 de marzo de 2017 tuvo lugar la excursión a la cuenca del río Guadiamar por parte de los estudiantes de la asignatura “Ecología del Cambio Global: Transición Actual de la Biosfera”, perteneciente al grado de Biología de la Universidad de Sevilla.

El objetivo de la excursión fue realizar un análisis ecológico y ambiental de las transformaciones paisajísticas y ecosistémicas producidas por la acción antrópica durante siglos en los alrededores de la ciudad de Sevilla. El río Guadiamar, por su importancia ancestral como fuente de agua y recursos, es un buen ejemplo de estas transformaciones que se pueden observar desde su nacimiento en la Sierra Norte hasta su desembocadura en el río Guadalquivir, en las marismas del Parque de Doñana.

Las profesoras María Cruz Díaz Antúnez-Barradas (US) y María José Leiva Morales (US) describieron los diferentes ecosistemas por donde discurre el río Guadiamar. En su parte alta, en la sierra, el río Guadiamar atraviesa bosques adehesados y plantaciones de eucaliptos. En el tramo medio,  aumenta la amplitud del valle fluvial apareciendo vegetación de ribera en las orillas y dehesas en las zonas altas. Más abajo, el río entra en el Paisaje Protegido del Corredor Verde del Guadiamar donde se aprecia la restauración forestal de las llanuras aluviales con arbustos y árboles mediterráneos (encinas, acebuches, retamas, romeros, etc.), mientras que el bosque galería lo forman álamos, fresnos y sauces. Por último, en el tramo bajo, desemboca en las marismas de Doñana,  donde aparecen cultivos de arroz y pastizales salobres.

En la parada de las Doblas (Sanlúcar la Mayor), Marta Gil Martínez (IRNAS-CSIC) fue invitada para hablar de las consecuencias y las medidas de restauración tras el vertido minero de Aznalcóllar al río Guadiamar, así como de los resultados de las investigaciones que realiza el IRNAS-CSIC en el Corredor Verde (proyectos RECARE y RESTECO). La contaminación del suelo por metales pesados, como el plomo, zinc, cadmio y cobre, afecta al crecimiento y salud de las plantas, a los organismos del suelo y en general, a la red trófica del ecosistema.  Se está investigando la interacción suelo-planta-microorganismo en suelos con diferentes niveles de contaminación. Se estudia la capacidad de las plantas y sus microbios asociados para estabilizar los metales pesados en el suelo (técnica conocida como fitoestabilización) y así reducir el riesgo de toxicidad en el ecosistema.

Visita de estudiantes de máster al Guadiamar

El viernes 10 de febrero de 2017 tuvo lugar la visita a la zona de estudio, en el Corredor Verde del Guadimar, de los estudiantes del Máster Universitario en Biología Avanzada: Investigación y Aplicación (Universidad de Sevilla), como práctica de la asignatura Contaminación Ambiental, Ecotoxicología y Fitorremediación.

La visita estuvo guiada por la investigadora del proyecto RESTECO María T. Domínguez (IRNAS, CSIC). Se mostraron las parcelas experimentales donde se estudian las medidas para la recuperación de los suelos contaminados, en particular mediante la adición de enmiendas y la fitoestabilización de elementos traza por los árboles plantados.

Foto: Marta Gil

Congreso internacional de Ecosistemas Mediterráneos

Investigadores del proyecto RESTECO han presentado sus resultados en el Congreso Internacional de Ecosistemas Mediterráneos – XIV MEDECOS – que ha tenido lugar en Sevilla, en febrero 2017.

Especialmente, en el Simposio “Cubriendo los huecos actuales en el conocimiento: papel de las interacciones planta-suelo en el funcionamiento y la resiliencia de los ecosistemas mediterráneos en un mundo cambiante”, se han presentado tres comunicaciones orales:

Marta Gil-Martínez et al. “Understanding feedback processes between holm oak (Quercus ilex) and their ectomycorrhizal fungal symbionts in trace-element polluted soils in Mediterranean ecosystems”.

Álvaro López García et al. “Assessment of the recovery of functional diversity of ectomycorrhizal fungal communities in metal polluted soils”.

Teodoro Marañón et al. “Soil functioning and ecosystem services: using trees to remediate contaminated soils”.

También se han presentado tres pósteres relacionados con el proyecto, en otras sesiones:

María Teresa Domínguez Núñez et al. “Soil contamination and the provision of ecosystem services in Mediterranean lands: implications for livestock and bionergy uses”.

Sara Muñoz Valdés et al. “Modelling resilience and ecosystem services of soils contaminated by heavy metals under remediation measures and Climate Change scenarios: The Case Study of Guadiamar”.

Carmen M. Navarro-Fernández et al. “A functional approach to explore the drivers of mycorrhizal trait variability in Mediterranean plant communities”.