Trabajo Fin de Grado sobre fitoestabilización y materia orgánica del suelo

Los árboles plantados en suelos contaminados por elementos traza aportan materia orgánica y contribuyen a reducir la movilidad de los contaminantes y estabilizarlos en el suelo, proceso conocido como “fitoestabilización”.

Dentro de la colaboración entre el IRNAS, CSIC y la Universidad de Sevilla, Juan Fernando Montero, bajo la dirección de la investigadora del proyecto RESTECO María T. Domínguez, ha presentado en julio 2018, en la Facultad de Química, el trabajo fin de grado titulado “Caracterización de fracciones de carbono orgánico en suelos reforestados tras el accidente de Aznalcóllar (Corredor Verde del Guadiamar)”.

En este trabajo de han analizado distintas fracciones de carbono orgánico del suelo, comparando puntos situados bajo diferentes especies de árbol (álamo blanco, pino piñonero y acebuche). Se ha repetido el estudio en dos zonas contrastadas, con diferentes niveles de acidez del suelo.

Mediante la técnica de espectroscopía de infrarrojos con transformada de Fourier (FTIR) se han caracterizado los grupos funcionales en muestras de suelo y de hojarasca. El patrón del espectro para las muestras de suelo difería del de las muestras de hojarasca, en particular en la zona de pH neutro o básico, debido a que la actividad microbiana y la descomposición de la hojarasca son más intensas en esas zonas.

Contribución a curso sobre materia orgánica del suelo

En la situación actual de cambio climático cobra relevancia el almacenamiento de carbono en los ecosistemas terrestres, en particular en los suelos forestales, como una forma de mitigar el aumento de CO2 en la atmósfera y reducir su efecto de calentamiento global.

El investigador Teodoro Marañón ha impartido una conferencia sobre “El suelo y la materia orgánica en la provisión de servicios ecosistémicos”, donde ha introducido el concepto de “servicio ecosistémico” y ha resaltado la importancia del carbono almacenado en el suelo para la mitigación del cambio climático. Se han mostrado resultados de los proyectos RECARE y RESTECO.

Esta conferencia forma parte del Curso “Materia orgánica del suelo: metodología para su análisis y su incidencia en el medioambiente y el cambio climático”, coordinado por José María de la Rosa Arranz, que está teniendo lugar en el IRNAS, CSIC de Sevilla, 16-19 octubre 2017.

La copia en pdf de las diapositivas de la conferencia se puede descargar de Digital CSIC.

Materia orgánica del suelo y servicios ecosistémicos

La materia orgánica (SOM) tiene un papel importante para las propiedades físicas (estructura, retención de agua), químicas (disponibilidad de nutrientes, efecto tampón) y biológicas (diversidad microbiana, sustancias biológicas activas) del suelo.

Ante el problema generalizado de la pérdida de materia orgánica en los suelos mediterráneos, una de las soluciones es la adición de compost procedente de residuos orgánicos, como parte de una economía circular. Los suelos mejorados con compost aportan servicios ecosistémicos de abastecimiento (mejora de producción de alimento) y de regulación (reciclado de nutrientes y residuos, secuestro de carbono), contribuyendo así al bienestar humano.

FAO

En el Corredor Verde del Guadiamar (Sevilla, España) se está evaluando la efectividad de las medidas combinadas de adición de enmiendas y plantación de árboles, para dos servicios ecosistémicos: la estabilización de los elementos traza y el almacenamiento de carbono en el suelo.

Los investigadores del IRNAS Teodoro Marañón y Engracia Madejón presentaron la conferencia inaugural “Funciones del suelo y servicios ecosistémicos: importancia de la materia orgánica” en las V Jornadas de la Red Española de Compostaje, que tuvieron lugar en Sevilla, 16-18 noviembre 2016.

La copia en pdf de la presentación se puede consultar en el repositorio Digital CSIC.