Asistencia a la 12ª Conferencia Internacional de Cierre de Minas

El pasado mes de septiembre se celebró la 12ª Conferencia Internacional de Cierre de Minas en Leipzig (Alemania). Este congreso, organizado por la Technical University Bergakademie Freiberg, es uno de los referentes a nivel mundial entre los profesionales que desarrollan su actividad en el sector de cierre de minas. Los principales temas que se trataron y que preocupan en el sector son: establecer  planes integrados de vida en la minería, diseñar usos del suelo sostenibles desde el punto de vista social y ambiental, aumentar el valor del escenario post-minería, y establecer ecosistemas estables y autorregenerativos, entre otros.

Debido a la urgente  necesidad de mejorar la recuperación de zonas mineras ya abandonadas y en proceso de cierre, investigadores del IRNAS-CSIC, la Universidad de Sevilla, la Universidad de Reading y la Haute École Condorcet han colaborado para presentar un artículo y una comunicación oral en esta conferencia.

Gil-Martínez M, Domínguez MT, Navarro-Fernández CM, Crompot H, Tibbett M , Marañón T (2018). Long-term effects of trace elements contamination on soil microbial biomass and enzyme activities, in C Drebenstedt, F von Bismarck, A Fourie & M Tibbett (eds), Proceedings of the 12th International Conference on Mine Closure, Technical University Bergakademie Freiberg, Germany, pp. 633-644.

Se han presentado los resultados de la aplicación de una estrategia de fitoestabilización en zonas mineras contaminadas por metales pesados. En la zona de estudio del Corrredor Verde del Guadiamar, donde la fitoestabilización lleva sucediendo durante 19 años, se ha descubierto cómo la forestación mejora la fertilidad y biomasa microbiana del suelo, lo que indica una mejor calidad de este. Además se ha visto cómo diferentes especies arbóreas tienen un efecto diferente en el suelo y sus comunidades microbianas. El álamo blanco es una especie que ayuda a neutralizar el suelo y recuperar niveles adecuados de nutrientes en el suelo. En cambio, el pino piñonero acidifica el suelo, aumentando la disponibilidad de metales pesados y reduciendo las comunidades microbianas. Por lo tanto, en la forestación es recomendable adecuar las especies a las condiciones específicas de la zona minera a recuperar.

Durante esta conferencia, Marta Gil-Martínez investigadora predoctoral del IRNAS-CSIC, pudo visitar el Proyecto de Remediación de Relaves de las Minas de Uranio de Wismut, el cual comenzó en 1991 y en la actualidad siguen los trabajos de limpieza, de perfilado y de establecimiento de cubiertas. La última cubierta consiste en diferentes tipos de vegetación para establecer zonas de bosque y zonas abiertas de herbáceas, para maximizar la biodiversidad.

Jornada de investigación sobre recuperación de suelos y servicios ecosistémicos

El accidente de la mina de Aznalcóllar (Sevilla) en abril de 1998 fue una catástrofe ecológica y socioeconómica a gran escala. La posterior limpieza y recuperación de los suelos contaminados, su forestación y la creación de un espacio protegido – Corredor Verde del Guadiamar – han significado un estudio de caso de restauración ecológica con relieve internacional.

Con motivo del vigésimo aniversario de dicho accidente minero, el 26 de abril de 2018 ha tenido lugar en el IRNAS, CSIC de Sevilla una Jornada de Investigación con el título Recuperación de suelos y servicios ecosistémicos. Fue inaugurada por José Enrique Fernández (Director del IRNAS), Isabel González (Directora del Programa de Doctorado Recursos Naturales y Medio Ambiente, Universidad de Sevilla) y Margarita Paneque (Delegada del CSIC en Andalucía).

La jornada comprendió seis ponencias y una mesa redonda. Miguel Ferrer (EBD, CSIC), que era Director de la Estación Biológica de Doñana en 1998, presentó una perspectiva histórica de los impactos ecológicos del vertido y sus enseñanzas para la prevención de este tipo de accidentes.

Francisco Cabrera (IRNAS, CSIC) y Emilio Galán (Universidad de Sevilla) trataron el tema de la recuperación de los suelos contaminados por elementos traza. Paula Madejón (IRNAS, CSIC) presentó las medidas de recuperación evaluadas por el IRNAS para el proyecto europeo RECARE, junto con la exhibición de un video.

María Teresa Domínguez (Universidad de Sevilla) resaltó los servicios ecosistémicos, en especial de regulación, que proporcionan los suelos recuperados del Guadiamar. Francisco Quirós (Junta de Andalucía) señaló que el objetivo actual de los gestores del Paisaje Protegido Corredor Verde del Guadiamar es consolidar el corredor ecológico para la conservación de la biodiversidad, con la potenciación de los servicios ecosistémicos, especialmente los de regulación y los culturales.

Foto: Bruno Sester (CSIC)

La Jornada terminó con una mesa redonda moderada por Teodoro Marañón (IRNAS), con el tema “Un espacio natural recuperado: retos y oportunidades”. Hubo consenso en señalar que el principal reto científico-técnico tras el vertido fue la rápida limpieza y recuperación de la zona contaminada. Entre las oportunidades, se destacó la creación del nuevo espacio protegido y su función como corredor ecológico, favoreciendo la conservación de la biodiversidad. Desde el punto de vista científico, se mencionó la oportunidad de contar con un laboratorio natural donde ensayar y evaluar técnicas de recuperación de suelos contaminados. Se consideró muy relevante la transferencia de conocimiento y tecnología (adquiridos en estos 20 años después del accidente) para su aplicación en otros casos similares.

Veinte años de estudios ambientales en el Guadiamar

El accidente de la mina de Aznalcóllar (sur de España), en abril de 1998, fue una catástrofe ecológica y socioeconómica a gran escala. Desde entonces, el grupo de investigación SOIL-PLANT del IRNAS, CSIC ha estado trabajando en el área afectada por el vertido minero (actualmente Corredor Verde del Guadiamar).

Con ocasión del 20 aniversario de esta catástrofe ambiental, se ha preparado una revisión de todos los estudios realizados sobre las relaciones entre suelos y plantas, en la zona contaminada y recuperada del Corredor Verde del Guadiamar. Esta revisión es una contribución de los proyectos RECARE y RESTECO.

En el artículo se revisa en profundidad la información publicada sobre la caracterización de los lodos y los suelos contaminados, así como la monitorización de los elementos traza y su dinámica en el sistema suelo-planta. Se revisan los efectos de diferentes tipos de enmiendas para recuperar los suelos, a diferentes escalas espaciales y su efectividad con el tiempo. Se muestran los niveles de elementos traza en el suelo y su transferencia a las plantas (cultivos, hierbas, arbustos y árboles) para evaluar los posibles efectos de toxicidad en la red trófica. Se examina la utilidad de algunas plantas (acumuladoras) para su posible uso como biomionitores de la contaminación por elementos traza en el medio ambiente. Finalmente se discute la experiencia adquirida durante estos 20 años de estudios ambientales en el Corredor Verde del Guadiamar, considerado internacionalmente como una experiencia relevante de fitorrecuperación de suelos contaminados a gran escala.

El trabajo de revisión  será publicado en el número de junio 2018 de la revista Science of the Total Environment.

Madejón P., Domínguez M.T., Madejón E., Cabrera F., Marañón T., Murillo J.M. 2018. Soil-plant relationships and contamination by trace elements: A review of twenty years of experimentation and monitoring after the Aznalcóllar (SW Spain) mine accident. Science of the Total Environment 625: 50–63.

Evaluación de medidas para recuperar suelos contaminados: reunión europea

El proyecto europeo RECARE está dedicado a la prevención y recuperación de suelos en Europa.

En la Reunión Plenaria que ha tenido lugar en Hella (Islandia), del 29 mayo al 2 de junio 2017, se han presentado los resultados obtenidos en cada uno de los 17 sitios de estudio que participan en el proyecto.

Foto: Erik van den Elsen

El grupo SOIL-PLANT del IRNAS, CSIC, presentó los resultados de dos medidas aplicadas para la recuperación de suelos contaminados en el Corredor Verde del Guadiamar: a) adición de enmiendas y b) plantación de árboles. Estos resultados forman parte del trabajo conjunto de los proyectos RECARE y RESTECO.

Las copias de la presentación y del póster se pueden consultar en Digital CSIC.