Medidas para recuperar suelos contaminados: estudio de caso del Guadiamar

La contaminación del suelo es una de las principales preocupaciones ambientales a escala global. En el proyecto europeo RECARE se abordan distintas amenazas de degradación del suelo y se proponen medidas y soluciones para la recuperación de suelos degradados.

Un equipo de investigación del IRNAS, CSIC participa en el proyecto RECARE y ha contribuido con la evaluación de medidas de recuperación de suelos contaminados en el estudio de caso del Corredor Verde del Guadiamar (Sevilla). Se ha propuesto la implementación de un proceso de fitorrecuperación en tres fases: adición de enmiendas, plantación de árboles y monitorización continua del sistema.

1) En primer lugar, se presentaron los resultados de un estudio de larga duración (desde el año 2002 a 2016) en el que se aplicaron dos tipos de enmiendas (espuma de azucarera y compost biosólido) al suelo contaminado. La efectividad del tratamiento se evaluó midiendo la biomasa de las plantas y  las concentraciones de elementos traza (ET) en las mismas, así como la transferencia de estos elementos del suelo a la planta. Las enmiendas inorgánicas ricas en cal fueron muy efectivas para aumentar el pH del suelo y reducir la disponibilidad (movilidad) de TE; mientras que las enmiendas orgánicas fueron efectivas para compensar la pérdida de materia orgánica del suelo.

2) En segundo lugar, se presentaron los efectos sobre la recuperación del suelo de siete especies de árboles (Populus alba, Celtis australis, Fraxinus angustifolia, Quercus ilex, Olea europaea, Ceratonia siliqua y Pinus pinea), plantados en suelos recuperados. Se midió la concentración de ET en hojas y raíces de los árboles, así como en el suelo subyacente, en 2014 (árboles de unos 15 años). Se evaluó la capacidad de fitoestabilización de ET por las diferentes especies, en base a la retención por las raíces y la baja translocación a las hojas.

3) En este proceso de fitorrecuperación de suelos contaminados es necesario el seguimiento y la monitorización a largo plazo de la disponibilidad de ET en los suelos y su concentración en los distintos organismos (flora y fauna) que forman la red trófica. La evaluación continua de los resultados modificará la aplicación de las medidas de recuperación en un ciclo de gestión adaptativo.

El trabajo ha sido publicado en el número especial de la revista Catena titulado “Testando la Conservación de Suelos”, que recopila los resultados de los diferentes estudios de caso del proyecto RECARE.

Madejón P., Domínguez M.T., Gil-Martínez M., Navarro-Fernández C.M., Montiel-Rozas M.M., Madejón E., Murillo J.M., Cabrera F., Marañón T.  Evaluation of amendment addition and tree planting as measures to remediate contaminated soils: The Guadiamar case study (SW Spain). 2018. Catena 166: 34-43.

Conferencia sobre servicios ecosistémicos en la Universidad de Córdoba

La investigadora del proyecto RESTECO María T. Domínguez ha impartido la conferencia “Contaminación del suelo y provisión de servicios ecosistémicos en la cuenca del río Guadiamar”, dentro del programa Aula Abierta de la Facultad de Ciencias, Universidad de Córdoba, el 9 de mayo 2017.

En la charla se han discutido los principales conceptos relativos al papel de los suelos en la provisión de servicios ecosistémicos. Se ha presentado la cuenca del Guadiamar como estudio de caso en el ámbito de los efectos de la contaminación del suelo en la provisión de los servicios ecosistémicos.

 

Visita de estudiantes del Grado de Biología al Río Guadiamar

El 24 de marzo de 2017 tuvo lugar la excursión a la cuenca del río Guadiamar por parte de los estudiantes de la asignatura “Ecología del Cambio Global: Transición Actual de la Biosfera”, perteneciente al grado de Biología de la Universidad de Sevilla.

El objetivo de la excursión fue realizar un análisis ecológico y ambiental de las transformaciones paisajísticas y ecosistémicas producidas por la acción antrópica durante siglos en los alrededores de la ciudad de Sevilla. El río Guadiamar, por su importancia ancestral como fuente de agua y recursos, es un buen ejemplo de estas transformaciones que se pueden observar desde su nacimiento en la Sierra Norte hasta su desembocadura en el río Guadalquivir, en las marismas del Parque de Doñana.

Las profesoras María Cruz Díaz Antúnez-Barradas (US) y María José Leiva Morales (US) describieron los diferentes ecosistemas por donde discurre el río Guadiamar. En su parte alta, en la sierra, el río Guadiamar atraviesa bosques adehesados y plantaciones de eucaliptos. En el tramo medio,  aumenta la amplitud del valle fluvial apareciendo vegetación de ribera en las orillas y dehesas en las zonas altas. Más abajo, el río entra en el Paisaje Protegido del Corredor Verde del Guadiamar donde se aprecia la restauración forestal de las llanuras aluviales con arbustos y árboles mediterráneos (encinas, acebuches, retamas, romeros, etc.), mientras que el bosque galería lo forman álamos, fresnos y sauces. Por último, en el tramo bajo, desemboca en las marismas de Doñana,  donde aparecen cultivos de arroz y pastizales salobres.

En la parada de las Doblas (Sanlúcar la Mayor), Marta Gil Martínez (IRNAS-CSIC) fue invitada para hablar de las consecuencias y las medidas de restauración tras el vertido minero de Aznalcóllar al río Guadiamar, así como de los resultados de las investigaciones que realiza el IRNAS-CSIC en el Corredor Verde (proyectos RECARE y RESTECO). La contaminación del suelo por metales pesados, como el plomo, zinc, cadmio y cobre, afecta al crecimiento y salud de las plantas, a los organismos del suelo y en general, a la red trófica del ecosistema.  Se está investigando la interacción suelo-planta-microorganismo en suelos con diferentes niveles de contaminación. Se estudia la capacidad de las plantas y sus microbios asociados para estabilizar los metales pesados en el suelo (técnica conocida como fitoestabilización) y así reducir el riesgo de toxicidad en el ecosistema.

Regulación sobre suelos contaminados en Andalucía

La gestión de los suelos contaminados en Andalucía se regula por el Decreto 18/2015 que contempla la elaboración de “Documentos reconocidos”, que son documentos técnicos, sin carácter reglamentario, que sirven de guía y buenas prácticas para las personas físicas o jurídicas responsables de actividades potencialmente contaminantes.

 

En las Jornadas del 15 marzo 2017 se han presentado tres documentos reconocidos:

Guía para la investigación de suelos potencialmente contaminados

Guía para la clasificación de suelos potencialmente contaminados en función del riesgo

Guía de evaluación de riesgos para salud humana en suelos potencialmente contaminados

Se pueden presentar aportaciones a los documentos hasta el 31 de marzo 2017 en la dirección de correo electrónico: sueloscontaminados.cmaot@juntadeandalucia.es